Alertas Jurídicas lunes , 18 octubre 2021
 NOTA IMPORTANTE
Inicio » Editorial » EURO: LA CUENTA ATRíS

EURO: LA CUENTA ATRíS

¡El tiempo se acaba! A partir del día 1 de enero del 2002 el euro será la única unidad contable del sistema monetario español. Desde ese momento todo tipo de operaciones, incluso las más habituales, como compras y ventas, contratos, productos bancarios, facturas, contabilidades, etc. deberán realizarse única y exclusivamente en euros. Por último, a partir del 1 de marzo del 2002, la peseta perderá su valor cambiario y el euro será, sin mayor dilación, la única moneda de curso legal.

 

Las monedas y billetes en pesetas, como medio de pago, sólo se mantendrán hasta el día 28 de febrero del 2002. Pero a partir del 1 de marzo, y hasta el 30 de junio del 2002, la peseta desaparecerá irremediablemente. Si bien el contribuyente podrá canjear monedas y billetes en pesetas por monedas y billetes en euros en los bancos, cajas de ahorros y cooperativas de crédito todavía hasta el 30 de junio del 2002, el que no haya canjeado sus ahorros a principios del verano lo tendrá algo más complicado, puesto que desde el día 1 de julio del 2002 el canje sólo podrá llevarse a cabo en el Banco de España.

 

Y, efectivamente, desde el 1 de enero del 2002 todas las declaraciones fiscales deberán realizarse en euros. En la práctica, ello puede originar problemas, ya que las empresas no van a poder presentar en pesetas sus modelos de declaraciones correspondientes al último mes o trimestre del 2001, sino que deberán expresarlas en euros, aunque los datos se refieran a hechos imponibles relativos al año 2001. Si es cierto que existen dos tercios de las pymes que en esta recta final todavía no disponen de un plan de adaptación, conviene plantearse la cuestión. Para las pymes, se afirma que este proceso conlleva entre tres y seis meses de tiempo y supone un coste de entre 250.000 y un millón de ptas.

 

A partir del 15 de septiembre del 2001, es decir, posiblemente cuando este ejemplar de nuestra revista haya llegado ya a sus manos, las entidades financieras, para facilitar el período de transición, expresarán todos los depósitos, cuentas corrientes y servicios en euros, evidentemente sin coste alguno para el titular, en defecto, claro está, de que se indique expresamente lo contrario. Nuestros mayores, por otra parte, también percibirán ya sus pensiones en la nueva moneda.

 

Nadie cuestiona el importante esfuerzo de adaptación que supondrá la entrada en vigor de la nueva moneda. A falta de menos de seis meses para que la famosa “rubia” pase a engrosar las listas de coleccionistas, siguen quedando multitud de preguntas por hacer y otras tantas sin responder.

 

En primer lugar, ¿la sociedad española está debidamente preparada para afrontar  la inminente llegada del euro? De hecho, España es uno de los países de la Unión más atrasados en el uso contable del euro y en las distintas operaciones financieras y comerciales.

 

¿Se le ha dado la suficiente importancia a través de los medios de comunicación? ¿El ciudadano de a pie está debidamente informado? ¿Y los profesionales del asesoramiento fiscal?

¿Se incrementará la picaresca y el fraude de los comerciantes? ¿Será cierto que subirán los precios a consecuencia del mal uso del redondeo? ¿Deberemos dar la razón a los que afirman que los ciudadanos de edad avanzada tendrán menos dificultades de adaptación? ¿El 1 de enero del 2002 a las 0 horas, se bloquearán nuestros cajeros automáticos para proveerse de la nueva moneda?

 

¿Qué ocurrirá durante el período de convergencia de pesetas y euros?¿Qué repercusiones tendrá para las pymes el no haberse adaptado correctamente? ¿Aparecerá, a mediados del 2002, un considerable volumen de ingresos de difícil justificación? ¿Y como consecuencia de ello, subirá la nueva moneda?

 

Esperamos en próximos números poder facilitarles la respuesta a todas estas cuestiones.

#ads1{display: none !important;}
#ads2{display: none !important;}
#ads3{display: none !important;}
#ads4{display: none !important;}
/*.code-block {display: none !important;}*/
#economist-inarticle{display: none !important}
#publicidad{display:none;}

...



¿Quieres seguir leyendo?

Suscríbete a Fiscal al día desde

4.90€/mes+ IVA

Contenidos relacionados

Ver Todos >>

No todo vale

Pérdida positiva

Pérdida positiva

La inspección fiscal tiene una función de trascendente importancia en nuestro sistema tributario . Sin embargo , conviene recordar, que en la medida que consigamos que la normativa fiscal sea más precisa y clara , la actividad inspectora irá perdiendo protagonismo . Esta pérdida de protagonismo sin ninguna duda será positiva para todos , para la Administración y los ciudadanos ... Leer Más »

Mayo 2019

Mayo 2019

Tiempo de Cerezas El mercado es muy sensible  al cambio de Gobierno,  especialmente cuando éste conlleva cambios en materia fiscal y laboral , siempre que éste sea real . El resultado de las últimas  elecciones al Congreso y Senado ,más allá  de lo que pueda parecer a primera vista  , no representa un cambio en relación al último Gobierno . ... Leer Más »

Ver más contenidos en esta categoría >>

Comparte este artículo

¡Comparte este contenido con tus amigos!

Fiscal & Laboral al día